Comienza un nuevo camino

Bienvenido a nuestro blog, digo blog para que nos entendamos, pero no vas a encontrarte con un blog al uso. No voy a contarte las especificaciones técnicas de ningún producto, ni la normativa de alguna ley nueva, para eso ya hay muchos blogs en los que escriben personas que son expertas en esos temas. No aquí no va de eso. Aquí te encontrarás con historias inspiradoras, algunas cuando las leas pensarás que es sobre ti incluso dudarás de si nos conocemos, en otras reconocerás amigos, familia, algún vecino o algún compañero de trabajo.

Gracias a la neurociencia sabemos que aprendemos aquellas cosas que nos emocionan, lo aprendemos de forma significativa. Puedes usar la repetición para aprobar un examen pero luego ese aprendizaje dejará paso a lo que te ha emocionado, eso quedará grabado.

Esa es la idea, que te emociones con las historias que vas a leer y así se  graben en tu memoria y puedas usar sus aprendizajes cuando los necesites. ¿A quién no le gustan los cuentos? Tanto niños como adultos disfrutamos de ellos. Algunas de las historias que leerás serán casos reales, otras pura ficción, pero eso tú no lo sabrás. Lo podrás intuir, imaginar, pero la certeza no la tendrás, a no ser que me chantajees con chocolate o una paella, soy de gustos sencillos como puedes ver.

Serán historias cuyo propósito es hacerte reflexionar acerca de cómo te comportas cuando eres conductor de tu coche, cuando eres pasajero, cuando eres peatón o ciclista. Todos creemos que somos los mejores, pero tengo una sorpresa para ti, no es verdad. Si fuera así habría menos accidentes y todo el mundo iría relajado por la calle, pero digamos que las ciudades no son un remanso de paz.

Cada mes habrá un nuevo relato sobre un  tema diferente o el mismo desde otro punto de vista. Así que ya sabes, prepara un momento para ti, prepárate un té o un café o una cerveza o un vino, pon música relajante o escucha los ruidos de tu alrededor y disfruta de la lectura. Disfruta de un rato para ti, para desconectar, para reflexionar, para aprender, para empatizar.

Te espero en unos días.