Cómo conducir con nieve ❄️

Cómo afecta la climatología a la conducción.

La nieve es el fenómeno meteorológico más llamativo de todos. Es cierto que no es lo habitual que llegue a cubrir nuestras ciudades y sus vías de acceso como ocurrió en el caso del temporal Filomena. Esta gran nevada cubrió y bloqueó gran parte del interior de la península ibérica el pasado mes de enero de 2021. Pero puede ser habitual encontrar su presencia en carreteras de montaña. Dado que estas carreteras son menos transitadas y que los usuarios de las mismas tienen cierta costumbre a circular por ellas, la accidentabilidad es baja. Si es cierto que la nieve en estas carreteras provoca importantes contratiempos que solo se pueden solucionar con la intervención de las máquinas quitanieves. 

Pero, ¿cómo debemos actuar en caso de tener que conducir en medio de una nevada?

 

Si vamos a circular por zonas donde hay previsión de nevadas es recomendable llevar el depósito del combustible lleno. Si se diera el caso de que quedásemos bloqueados por la nieve nos permitirá utilizar la calefacción hasta que pudiéramos circular de nuevo con seguridad.

 

También es muy importante llevar ropa de abrigo, agua y el teléfono móvil con la batería cargada. Y si llevamos algo de comida la espera se hará menos larga.

 

La nieve dificulta la visibilidad y disminuye la adherencia a la carretera, así que es importantísimo adaptar la velocidad de nuestro vehículo a estas condiciones. Deberemos llevar siempre las luces de cruce y en su caso las de antiniebla.

 

Al poner el vehículo en movimiento, trataremos de hacerlo siempre con la marcha más larga posible (segunda o tercera), de esta forma evitaremos que las ruedas patinen.

Trata de realizar las maniobras con suavidad, las frenadas, los acelerones y los giros de volante. La conducción brusca puede provocar la perdida de control del vehículo.

Si no lo ves claro y dudas de las condiciones del camino, utiliza las cadenas en los neumáticos para asegurar. La existencia de hielo en la carretera disminuye enormemente la adherencia de los neumáticos.

Si el día es soleado, el reflejo del sol con la nieve puede provocar reflejos molestos y peligrosos a la hora de conducir, así que es recomendable el uso de las gafas de sol.

Tendremos cuidado especial al circular por zonas sombrías, puentes y proximidades de arroyos. En estas zonas es más probable encontrar hielo y zonas con pavimento deslizante por la humedad. 

🚦Pequevial.