Cómo conducir con viento 🌬️

Cómo afecta el viento a la conducción.

Este es otro factor climatológico muy importante a tener en cuenta, ya que las fuertes ráfagas de viento pueden alterar la velocidad y la dirección del coche con el consecuente riesgo que ello implica. Otro efecto muy común cuando estamos conduciendo con mucho viento y vamos a mucha velocidad, es el efecto “elevación de carrocería”. Esto no es otra cosa si no que el viento se mete por debajo del coche ejerciendo una fuerza de este hacia arriba y como consecuencia el agarre a la carretera es menor. Con viento somos más vulnerables, por lo tanto, vayamos en el vehículo en que vayamos, tenemos que saber cómo reaccionar. Existen algunos consejos imprescindibles a seguir si nos encontramos con esta situación.

 

Seguramente, en alguna ocasión, al adelantar a un vehículo grande, como un autobús o un camión, hemos notado en nuestro coche un viento lateral fuerte. Incluso este viento lateral en alguna ocasión, nos ha dado un pequeño susto por que notábamos como perdíamos por un instante el control del vehículo. Debemos extremar la precaución y reducir la velocidad en las salidas de los túneles o al adelantar a un camión grande. El viento puede sacudir de forma imprevista nuestro vehículo, llegando incluso a sacarnos de nuestro carril cuando pasamos de una zona resguardada a otra desprotegida.

Podemos comprobar la dirección e incluso la fuerza del viento observando la vegetación. Hay que tener en cuenta que el viento lateral es el que más puede afectar a la conducción, ya que los coches están diseñados aerodinámicamente para el viento que viene de frete, no de lateral. En este caso, sujetaremos bien el volante para mantenernos en nuestro carril. 

Ilustración-sin-título-2

Reduce la velocidad. Este es un mantra que siempre nos vamos a repetir y vamos a tener en cuenta, ante cualquier complicación en la vía. El viento puede ser una seria complicación ya que, por culpa de este, podemos encontrar objetos en la calzada.

Es importante cerrar bien las ventanillas para evitar la entrada de polvo o algún objeto inesperado. También, al cerrar las ventanillas, reduciremos considerablemente el ruido dentro de el habitáculo, esto hace que podamos estar más centrados en la conducción. Por que si, el ruido es otro elemento distractor y distorsionador que dificulta la conducción, pero esto será tema para otro blog.

Es fundamental mantenernos en el centro del carril, ya que un golpe de viento lateral nos podría hacer invadir el carril contrario, por lo que es mucho mejor tener espacio de reacción suficiente.

Y por último, te recomendamos que lleves el motor a revoluciones altas, de esta manera tendrás mejor y más rápida respuesta y por lo tanto más seguridad.

🚦Pequevial.