¿Cúal es la pareja más segura al volante? 👨🚗👩

El pasado lunes 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer ♀️, una fecha importante y muy necesaria porque nos recuerda la lucha de la mujer por la igualdad de derechos y oportunidades. Es cierto que estas desigualdades son visibles (alarmantes diría yo) en muchísimos aspectos de nuestro día a día, pero hoy aquí queríamos reflexionar sobre el rol de la mujer en la carretera. Existen numerosos mitos a cerca de la forma de conducir de las mujeres que las estadísticas han ido desmontando poco a poco, hasta el punto de darle la vuelta a la tortilla radicalmente. ¿Quiere decir que vamos más seguros si conduce una mujer? pues rotundamente…SI.

En internet podemos encontrar numerosos estudios que arrojan datos claros sobre la certeza o no de este mito. Tampoco quiero utilizar este blog para repetir toda la retahíla de datos, pero en resumen sabemos según los estudios que a ellas se les olvida la renovación del permiso de circulación, las revisiones técnicas o ITVs, tienen más pequeños alcances y roces de aparcamiento que los hombres. En cambio, los hombres suspenden en accidentes graves o mortales, provocados por asumir mayores riesgos en la conducción debidos sobre todo a la velocidad.

Según el informe Jóvenes y Conducción, llevado a cabo por el RACC, los hombres presentan “una mayor tendencia a asumir riesgos, buscar sensaciones y superar límites de velocidad que las mujeres”. Y además “sobreestiman más sus capacidades a la hora de conducir y se dejan influenciar más por sus amigos que ellas”.

Por lo tanto, donde si que hay diferencias de genero es en la actitud al volante de las mujeres con respecto a la de los hombres. Ellas son más sensatas, más calmadas y esto se muestra reflejado en las estadísticas sobre siniestralidad.

Seguro que alguna vez has oído frases del tipo; “mujer al volante, peligro constante” o “mujer tenías que ser” “las mujeres no saben aparcar” “mi mujer no conduce mi coche” son frases ya denostadas, casposas, machistas, carentes de sentido y que lo único que nos muestran es la clase de gente que las emplea.

¿Cuál es la pareja más segura al volante? La mujer conduciendo y el hombre como copiloto, está claro que juntos hacemos un gran equipo. Pese a no ser la combinación más habitual en nuestras carreteras, registra una accidentalidad seis veces inferior a los coches con conductores y copilotos masculinos. El copiloto perfecto es un hombre entre 60 y 69 años, con una conducta activa en el coche, que no distrae al conductor, está pendiente de la señalización y se preocupa por cumplir las normas.

Por el contrario, el copiloto que menos ayuda es el joven varón de entre 18 y 25 años, que no colabora en la conducción, no para de hablar y critica constantemente al conductor. Sin duda lo fundamental es la actitud en el coche. La combinación más común en los coches es hombre conduciendo y mujer copiloto, pareja que tiene el doble de riesgo de sufrir un accidente frente a la combinación más segura.

La pareja más peligrosa se corresponde a dos hombres, uno conduciendo y otro de copiloto.

 

Aún así llevar copiloto el peligro desciende a casi un 35%, lo que deja muy claro que, aunque no seamos el conductor tener una buena actitud en el coche es fundamental.

“Mi marido no para de gritarme cuando conduzco, por lo que prefiero no conducir” “mi marido va muy rápido en la carretera” son frases que reflejan esos tópicos sexistas y que nos meten a todos en el mismo saco. ¿Los tópicos sexistas se corresponden con la realidad? La respuesta es un rotundo no, cuando generalizamos caemos en error.

Venimos de una sociedad en la que la mujer se quedaba en casa al cuidado de los niños y eran los hombres los que salían a trabajar. Y eso se veía reflejado en la carretera, ahora la situación ha cambiado, pero aún arrastramos esos tópicos que poco a poco se van quedan atrás y que debemos ver como aprendizaje y evolución de una sociedad más igualitaria y sana.

🚦Pequevial.