¿Eres un buen ejemplo si mi hijo te ve cruzar la calle?

¿Eres un buen ejemplo si mi hijo te ve cruzar la calle?

Todos sabemos lo que es un semáforo y para que sirve, o al menos debería ser así. Otra cosa es que no siempre les hagamos caso a la hora de cruzar la calle.

Un semáforo es un aparato eléctrico que sirve para organizar la circulación en las calles de nuestros pueblos y ciudades.

Si te fijas bien verás que existe un semáforo para los vehículos y otro diferente para las personas que van caminando.

¿Cómo usar un semáforo para cruzar la calle?

El semáforo para vehículos tiene tres luces de colores con forma circular. El conductor, al verlo, sabe lo que tiene que hacer:

Cuando se enciende la luz roja debe detenerse. Sí es la luz verde la que está encendida puede pasar. Y si es la luz amarilla debe detenerse porque está a punto de cambiar a roja.

El semáforo para peatones tiene dos luces con forma de silueta humana. El peatón, al verlo, sabe lo que tiene que hacer:

• Si tenemos encendida la silueta roja, no puede cruzar la calle.

• Pero si es la silueta verde, sí puede cruzar la calle.

Es muy importante respetar las señales luminosas de los semáforos para que ni los conductores ni los peatones sufran accidentes.

Pensarás que no hacía falta este recordatorio y estoy totalmente de acuerdo, ¿quién no sabe lo qué es un semáforo? Pues por lo que yo veo cuando voy por la calle, hay personas que se saltaron la lección. 

Ahora seamos sinceros ¿cuántas veces has cruzado en rojo siendo peatón porque no venía ningún coche o autobús? Y conduciendo, ¿Cuántas veces has visto el semáforo en amarillo y has acelerado? No pregunto lo de pasar en rojo porque no quiero ni saberlo.

Igual sientes que controlas, que has mirado y como no venía nadie puedes cruzar. No te voy a decir que está mal, porque eso ya lo sabes tú, pero por si tienes dudas, esta mal, muy mal. Ahora quiero hacerte otra pregunta, cuando has cruzado en rojo ¿has tenido en cuenta que hubiera niños a tu alrededor? 

El otro día saliendo del cole con mi hijo de la mano, fuimos a cruzar un paso de peatones, como te podrás imaginar miramos a ambos lados (cuando voy con mi hijo lo exagero mucho para que lo aprenda) como venía un coche le digo que tenemos que esperar a que pare. Y ¡oh sorpresa! No paro. Mi hijo no lo entendía; mamá, si es un paso de peatones ¿por qué pasa el primero? La respuesta es obvia; hijo, lo ha hecho mal, no nos ha visto debía ir despistado. Lo que en realidad me ayuda a explicarle la importancia de parar y mirar. Pero obviamente no debería ser así.

Te voy a contar otra anécdota, estaba en la ciudad haciendo recados y tenía que cruzar de una calle a otra, es algo muy común ¿no crees? El semáforo estaba en rojo para peatones así que me paré a esperar, a mí lado había un abuelo con su nieto de la mano, las personas que estaban en la acera de enfrente vieron que no venían coches y empezaron a cruzar.

El niño le dijo a su abuelo que podían cruzar que todo el mundo lo estaba haciendo y que no venía nadie. Yo seguía quieta esperando, el abuelo me miro y le dijo a su nieto: -En rojo no se puede cruzar y no todo el mundo lo hace mal, ¿ves a esta señorita? El niño me miro, pensando que sería una pardilla y que si era adulta y nadie me regañaba porque no cruzaba. Le miré y le dije vas a ganar 3 minutos en tu recorrido y al cruzar te puedes tropezar o se te puede caer ese spiderman tan chulo que llevas, ¿crees que merece la pena? Movió la cabeza diciendo que no. El abuelo me sonrío dando las gracias.

No solo educamos los que tenemos hijos, sobrinos, nietos… educamos todos, somos una sociedad.

La próxima vez que cruces en rojo, que lo harás, por favor comprueba que no haya coches por tu seguridad y que no haya niños, por su educación. 

Todos queremos una sociedad mejor, pero no cuidamos de ella.

Y tú ¿eres un buen ejemplo?

?Pequevial.

P.D.: Si quieres, puedes trabajar con tus peques la educación vial y usar nuestros recursos gratuitos que tenemos en nuestra web.

También si quieres, puedes practicar mientras juegas en casa con los más peques con este maravilloso semáforo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*